admin_rg

Gallego de cepas seculares

Decrease Font Size Increase Font Size Text Size Print This Page

La vela del Platú 25, Mar de Frades

La vela del Platú 25, Mar de Frades

Algo tiene el agua cuando la bendicen, y quien bendice es siempre gente cercana a los dioses. ¿Un camino hacia la gloria? Quizas. En toda esta tradición de clérigos y placeres, fueron los monjes de Cluny quienes llevaron en el hatillo las cepas albarinhas desde la Europa central hasta un lugar de Galicia llamado Mar de Frades, en la Ría de Arousa. Fue en el siglo XII, y si bien las leyendas se forjan despacio, siglo a siglo, algo tiene de similitud el albariño con la uva alemana Riesling. El caso es que las cepas se encontraron cómodas en terruño gallego y ahí arraigaron con fuerza.

hermanos paz

Antón y Carlos Paz a bordo del mar de Frades

La misma fuerza probablemente con que el navegante olímpico Antón Paz maneja su barco, por eso no es gratuito que el deportista haya sido elegido como imagen del albariño con la marca del terruño original, el Mar de Frades, una etiqueta que data de 1987 y que aparece estampada en las velas del Platú 25 con que compite con su hermano Carlos.

El mar me ha dado todo lo que tengo, todo lo que soy, comenta Antón Paz. También el albarinho debe todo lo que es al mar que le vio nace, el de Frades. El mismo mar en que muy cerca Antón Paz, gallego de tradición e Hijo Predilecto de Villagarcía de Arousa, se crió y forjó su historia de campeón olímpico.

¡A la salud del mar, de la vela y de las buenas mesas!

mar de frades botellas

Alvarinho Mar de Frades, identidad gallega


Share