admin_rg

NANDU JUBANY: MI EQUIPO ME DA LA VIDA

Decrease Font Size Increase Font Size Text Size Print This Page
La familia Jubany en la cocina de su restaurante

La familia Jubany en la cocina de su restaurante.

 

Calledetenes, 30 noviembre 2015. El último día de mes, el chef probablemente más expresivo de la cocina que merece parada y fonda y un lugar especial en esta guía gastronómica, Nandu Jubany, celebra sus 20 años con los pucheros. Él y Ana Orte,su esposa (“Morena”, la llama él), lo hacen con el orgullo de haber conseguido el éxito tras muchos años de trabajo.

Ells em donen la vida (Ellos me dan la vida), dijo con la voz entrecortada Jubany al referirse a su equipo, ese que le ha acompañado hasta esta fiesta en su masía con huerto en una de las Catalunyas más frías, la de Vic y sus alrededores. Jubany ya era una estrella mucho antes de que los técnicos franceses de la guía gastronómica más famosa del mundo se la dieran. Quizás su mayor logro, el que no se puede explicar ni con palabras ni con imágenes, es la reacción ajena cuando la pregunta en un evento es ¿quién sirve el catering? Si la respuesta del millón es Jubany, la sonrisa está asegurada, los ojos se alegran y la felicidad está servida en bandeja de buena cocina. Y la fiesta a rebosar, claro.

Restauradores, proveedores y amigos llenaron de emoción su jardín en un cálido día de casi invierno, dando cuenta de lo más básico de la cocina: fricandó, cap i pota (callos), albóndigas y arroz de navajas. La gente de Can Jubany consigue el milagro: cogen lo conocido, le extraen la rutina y lo convierten en magistrales platos con memoria.

De gastronomía pura y dura, hoy no hablamos. Aunque quizás sea esa y ninguna más, la de la emoción.

Un placer contar con todos ellos en la sección más petarda de nuestra guía gastronómica.

FOTOS: R.G.

Nandu Jubany, el cocinero expresivo

Nandu Jubany, el cocinero expresivo.

El equipo de Can Jubany al completo

El equipo de Can Jubany al completo

Gallinas y pintadas, vidas felices, ecología en estado puro.

Gallinas y pintadas, vidas felices, ecología en estado puro.

Invernadero y huerto, todo lo que se puede se planta en casa.

Invernadero y huerto, todo lo que se puede se planta en casa.

Cada cosa por su nombre.

Cada cosa por su nombre.

Cap i Pota (Tripa), paella, fricandó, albóndigas.

Cap i Pota (Tripa y callos), paella, fricandó, albóndigas.

Los hermanos Roca, Joan y Pitu, con sus esposas, Anna Payet y Encarna Tirado; Pedro Monje, Jean Louis Neichel, Juan Carlos Iglesias, Isidre Gironés, Montserrat Salvo.

Los hermanos Roca, Joan y Pitu (Celler Can Roca), con sus esposas, Anna Payet y Encarna Tirado; Pedro Monje (Via Venetto), Jean Louis Neichel, Juan Carlos Iglesias (Rías de Galicia), María José Morera, Isidre Gironés y Montserrat Salvo (Ca L’ Isidre).

Showcooking con Jaume Subirós y Anna María Mercader (Motel L' Empordá), y Jean Louis Neichel. Debajo, Xavier Franco (Saüc).

Showcooking con Jaume Subirós y Anna María Mercader (Motel L’ Empordá), y Jean Louis Neichel. Debajo, Xavier Franco (Saüc).

Hideki Matsuhisa(Koy Shunka) con un compañero de equipo, y Rosa Esteva (Grupo Tragaluz) y el arquitecto Santi Alegre, Fina Puigdevall y Manuel Puigvert, Ada Parellada y Josep Sucarrats, Dori y Josep María Freixa

Hideki Matsuhisa(Koy Shunka) con un compañero de equipo, y Rosa Esteva (Grupo Tragaluz) y el arquitecto Santi Alegre, Fina Puigdevall y Manuel Puigvert, Ada Parellada y Josep Sucarrats, Dori y Josep María Freixa (Racó d’ en Freixa).

Oriol Castro con Mariano Citterio, equipo del DISFRUTAR. Romain Fornell, Óscar Manresa, Gregori Salas. La albóndiga.

Oriol Castro con Nil Dulcet y Mariano Citterio (Disfrutar) Romain Fornell (Caelis), Óscar Manresa (Kauai, Casa Guinart), Gregori Salas. La albóndiga.

Albert Adrià, Silvia Fernández y sus dos hijos. Nandu Jubany y Anna Orte, Nandu con su hijo Eudald y la bandeja de postres

Albert Adrià (Tickets) y Silvia Fernández con su hijo con una amiga. Nandu Jubany y Anna Orte, Nandu con su hijo Eudald y la bandeja de postres.

Bueno vinos, el jardín lleno de amigos, música en vivo y rincones que asoman despacio.

Bueno vinos, el jardín lleno de amigos, música en vivo y rincones que asoman despacio.

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *