admin_rg

VINOS DE PREMIO Y ESCRIBIDORES DE MAL BEBER

Decrease Font Size Increase Font Size Text Size Print This Page

Que el periodismo está en crisis no es nada nuevo. Lo está la publicidad, lo está el editor y nosotros somos el último y más desprotegido eslabón de la cadena. ¡Cómo ayuda un buen vino a vivir las crisis!

También lo están (en crisis) los gabinetes de comunicación porque el cliente escasea. El propietario de uno de los mejores gabinetes de España me dijo en cierta ocasión: “Hay poco papel y los periodistas tenéis que elegir lo que publicáis con un criterio que los blogueros sin formación en comunicación no saben distinguir A algunas y algunos les invitas a un cocktail y beben los vientos por ir y opinar. A nosotros nos va muy bien que hablen, es el sector Z, el que usamos de bulto. Aunque hablen estupideces o se limiten a cortar y pegar el texto que les proporcionamos. Es clipping para el cliente”.

Nada más cierto. No solo opinan. Ponen gesto de dignidad pseudoprofesional, piden que les aparten el “detalle” para la prensa (lo recogerán al salir, pero no han de quedarse sin la vela aromática, la colonia o el foulard acrílico), comen croquetas y trikinis con trufa, beben cava o champagne, depende, y saludan a políticos, empresarios y famosos con el espíritu del que está allí porque es lo natural, lo que les corresponde. Aquel es su lugar, aquel es su momento, aquella su profesión. Jamás escribirán una crítica que no sea positiva. ¡No! Se juegan el puesto, aunque el puesto carezca de cimientos. Escriben crónicas con adjetivos calificativos, y describen desde una dudosa subjetividad.

Pero la crisis, lector que lees estas líneas y acaso sólo seas uno, la auténtica crisis es de concepto y valoración. Es la crisis del cliente. Si, si, que si. Es el cliente el que quiere un resultado de prensa en el que gana la cantidad sobre la calidad. En realidad siempre fue así: importa el número de diarios que vendemos, no quien los lee. Cuando la realidad es que un solo lector vale para que las alas de la mariposa se desplieguen sobre el universo y el mundo avance. Boca a oreja, dos lectores quizás. Si, dos son suficientes.

Son muchas las diferencias entre periodismo y pseudobloguerismo. Pero hay una evidente, y que los bloguer@s no podrán nunca discernir: el calibre de la información. La opinión es su patrimonio y en eso no entraré porque como me dijo Don Camilo un atardecer: “para escribir bien hay que leer. Pero para leer hay que pensar. Y lo de pensar bien ya es cosa de menos gente”. Hay escribidores que no hay que confundir con quien escribe.

 

Dejemos de cuestionar a esos que ahora se hacen llamar fotógrafos porque los programas de ordenador les han convertido en disparadores de un click. Siempre habrá un cliente que sepa distinguir entre el “instagramero” y el fotógrafo. Igual que sabrá distinguir una firma que se imprime tras la última línea certifica una opinión aficionada o un criterio de oficio. Mal beber el de los escribidores que no saben que la copa se sostiene cuando la crónica ha terminado. Ni se come ni se bebe mientras ser trabaja. ¡Idiotas ignorantes!

 

Al final, importa quien te invita y a qué fiesta. Brindemos con un buen vino, que esta es una web de gastronomía y los impostores, de buen vino apenas saben y no escriben. ¡Por fortuna! Y los que saben, ya se sabe quienes son. ¡Chapeau por ellos! ¿O alguien puede pensar que saber de vinos es fácil? Es una tarea compleja y que requiere un esfuerzo que va más allá de un minuto de cata. Es uno de mis deseos más ocultos: saber de vinos un suspiro aunque fuera. El que necesito para acompañar un buen queso, entornar los ojos y dejar que fluya el placer. Y si es ecológico, como el que sigue, tanto mejor.

 

HABITAT de Bodegas TORRES

En la V edición celebrada en Alemania del Premio Internacional MUNDUS VINI Biofach 2014, el tinto y blanco con etiqueta HABITAT, los ecológicos de esta bodega del Penedés, han sido galardonados con medallas de Oro y Plata. El Oro ha sido para el Habitat blanco (garnacha blanca y xarel·lo) y elPlata para el Habitat tinto (garnacha y syrah).

 

Para conceder este premio se valoran etiquetas de todos los países, y su objetivo es fomentar la elaboración y consumo de los vinos ecológicos de calidad. Ya en 2013 y antes de su comercialización, los Habitat recibieron el Best Green Launch de la revista británica The Drinks Business.

Siempre la ecología y la responsabilidad con el medio ambiente ha sido una de las pautas a seguir en la elaboración de los caldos de Bodegas Torres, y ha sido Habitat la primera etiqueta certificada como tal por el Consejo Autonómico de la Unión Europea. Habitat se elabora siguiendo escrupulosamente los requisitos de la agricultura ecológica y desde 2007 este compromiso se ha intensificado con la puesta en marcha del programa de sostenibilidad Torres & Earth cuyo objetivo es reducir las emisiones de CO2 por botella en un 30% hasta el año 2020. SALUD!!!!!

 

 

 

torres, habitat garnacha syrah 12 torres, habitat Garnacha Xarel·lo 12 Medalla_plata_muvi_biofach - Habitat tinto Medalla_oro_muvi_biofach - Habitat blanco

Share